miércoles, 27 de junio de 2018

La cámara no hace al fotógrafo.

 


Lars Van De Goor es un músico Holandés, nacido en Amsterdam (1964).
Hace relativamente poco, en el año 2007,  descubrió otra vocación paralela a la música; la fotografía.
Ésta le ha dado popularidad y notoriedad en el mundo entero.

Un alma sensible la suya, enamorada de los árboles de su nativa Gelderland.
No me canso de mirar su trabajo, en cada foto me hace estar justo allí, en medio del bosque, con esa luz, ese ambiente, esa hermosa naturaleza y ese halo de misterio y magia que lo envuelve todo.
El escenario perfecto, para perderse y encontrarse.
 

 


Se me antoja que debe tener una sensibilidad fuera de lo común para hacer esas fotos.
Y me sorprende que no utilice una cámara réflex. Hace las fotos con una Panasonic DMC FZ 50
Como él mismo dice "la misma cuenta con todo lo necesario para que un fotógrafo amateur aprenda a disparar manualmente y desarrollar sus habilidades".

Excelsa habilidad la suya para expresarnos su particular manera de sentir y amar estos bosques.
Te toma de la mano y no te suelta.


8 comentarios:

  1. Y tanto que no te suelta, como que son unas imágenes fantásticas, tanto por su calidad como por su naturaleza. Quizás influya una sensibilidad ya entrenada con la música, pero el resultado es espectacular. No, no hace falta una buena cámara, importa más lo que hay detrás del visor; el saber mirar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Tawaki.
      Son unas imágenes que no puedes dejar de mirar ¿verdad? que te transportan al lugar y la magia traspasa el papel.
      Como bien apuntas, no solo por su calidad sino por la naturaleza, el escenario elegido por este artista.

      Yo también opino que tantos años de música e interpretación te ejercitan una sensibilidad especial , que seguro el Señor Van De Goor experimenta y traslada a la fotografía.
      Y saber mirar, no solo ver.

      Muchas gracias por tu comentario.
      Un beso.

      Eliminar
  2. Es cierto, la cámara no hace al fotógrafo, hay que tener una sensibilidad especial para conseguir las fotos que nos enseñas, disparando desde el ángulo adecuado y en las condiciones óptimas.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jubi.
      ¿Verdad que sí?
      Y pienso que son bastantes los años que tienen que pasar, para conseguir esa sensibilidad, para ejercitarla y mantenerla así de alta.

      Luego como bien dices, el fotógrafo se acostumbra al mejor ángulo que considere, a su perspectiva particular, a su manera personal de transmitir lo que ve a través el visor de su cámara.
      Infunde su impronta a golpe de click.

      Gracias por venir y comentar.
      Besos.

      Eliminar
  3. Maravillosas fotografías. No lo conocía. Gracias por traerlo hasta aquí.
    Abrazote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola tocaya!
      Gracias a ti por venir hasta aquí, y por ende, ir hasta estos maravillosos bosques de Gelderland.
      Porque las fotos a una la llevan hasta allí ¿verdad? con los cinco sentidos.

      Gracias por venir y por tu comentario.
      Abrazote!

      Eliminar
  4. ·.
    Por supuesto que la cámara no hace al fotógrafo. Es el ojo quién las hace... y ni necesita cámara, ni negativos analógicos o digitales.
    Las fotos son bonitas dado que los escenarios los son. Su visión completa el resultado.
    Un beso Nélida

    LMA · & · CR
    .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Alfonso.
      Ya existe dentro del fotógrafo cuando mira. La cámara es el medio para expresarlo y que salga hacia afuera.
      Sin duda el escenario es de ensueño, mágico. Unico.
      Y yo me alegro tanto de que nos lo enseñe a través de su objetivo!.

      Gracias por venir y dejar tu comentario.
      Un beso!

      Eliminar

Luz silenciosa.

Tiene las tardes de Otoño, una luz especial.  Serena, calmada, llena de paz. Una luz que calienta mis pestañas  y cobija mis pa...