lunes, 26 de marzo de 2018

Al frente

Y cuando algunos me quisieron decir que no había lugar para mi, que no había cabida.  Yo sonreí y les ignoré.
¡¡Qué saben los demás, de lo que yo sí sé!!

8 comentarios:

  1. Cada uno es consciente de lo que conoce y de lo que quiere compartir, por ello es bueno pensar que nunca sabes todo de una determinada persona.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jubi.
      Muy cierto. A veces, incluso, ni sabemos todo de nosotros mismos.
      Y ese árbol....contra todo pronóstico, echó raíces y creció fuerte en el lugar que quiso y como quiso.
      :-)
      Gracias por tu comentario.
      Un beso.

      Eliminar
  2. La mejor forma de alzarse al cielo; con una espléndida y sincera sonrisa, y la intuición de la vida en ciernes.
    Abrazote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola tocaya.
      Así es, bonita manera la tuya de decirlo, estoy totalmente de acuerdo.
      Muchas gracias por venir y comentar.
      Abrazote!!

      Eliminar
  3. ·.
    La fotografía es preciosa.
    No me extraña su sonrisa ni la ignorancia. Como metáfora, fantástica. Y así me los he encontrado, en increíble lugares entre rocas de altas montañas.
    También nosotros nos arraigamos y resistimos...

    Un beso

    La Mirada Ausente · & · Cristal Rasgado

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Alfonso.
      La fotografía no es mía, la encontré en la red, y me pareció muy bonita y sugerente. La metáfora vino rodada.
      Yo soy una enamorada de los árboles y también me he encontrado muchos así. Me embelesan, no me canso de mirarlos ni de estar cerca de ellos.
      Y sí, de acuerdo contigo en eso de que nosotros también nos arraigamos y resistimos. ¡¡A diario amigo!!
      Gracias por tu comentario.
      Un beso.

      Eliminar
  4. Los árboles son especialistas en encontrar grietas donde no las hay, en enraizar donde uno menos lo espera y en aguantar los embates. Tenemos mucho que aprender de ellos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Tawaki.
      Los árboles son generosos, a poco que lo intentemos, aprendemos mucho de ellos.
      Pero no solo aprendemos, sino que los disfrutamos y valoramos!
      Un árbol es vida, fuerza, naturaleza, generosidad, belleza, admiración, fortaleza, capacidad, constancia.....etc...
      Gracias por tu comentario.
      Un beso.

      Eliminar

Luz silenciosa.

Tiene las tardes de Otoño, una luz especial.  Serena, calmada, llena de paz. Una luz que calienta mis pestañas  y cobija mis pa...