martes, 30 de mayo de 2017

Caleidoscopio concéntrico.



Inmensa la manera en que Yuja Wang se entrega al piano, y el piano a ella.
Tras una técnica impecable las notas vibran en sus dedos.
Su forma de tocar es pulcra, sentida, suave, tierna, intensa. Y su expresividad, sublime.
Admirable la delicadeza y sentimiento que derrocha al interpretar a Scriabin.

Por eso, y por muchas otras cosas, no deja de sorprenderme que este vídeo se haya visto popularizado por críticas sobre el corto vestido de Yuja Wang y si se le veía, o no, el liguero.
Un claro ejemplo de que cuando algunos ven negrura en lo que miran, la real negrura está en sus ojos y no en los demás.
Tuve que darle al play una segunda vez para fijarme en el vestido, del que no tengo nada que decir. Mientras mi oído disfrutaba la obra, mi vista se ha ido nuevamente a sus manos, a la expresividad de sus movimientos y al piano. Como si los tres fueran un solo elemento donde una parte no sería nada sin las otras dos.
Me pregunto si esas mismas personas de negrura intensa, no se habrán percatado de que durante más de trece minutos ha tocado al piano sin una sola partitura delante.
Se necesitan infinitas horas de estudio y práctica para tocar, de memoria, estas obras. Lo que no hace sino añadirle más mérito si cabe.

Al darle al play por tercera vez, he cerrado los ojos, y he conseguido oír un hermoso juego de círculos concéntricos que se mueven unos dentro de otros, sin vacíos. Que se desplazan a mayor o menor velocidad.
Una bonita suerte la mía, a modo de sinestesia, tal y como le sucedía a Scribian que oía un caleidoscopio de colores en cada nota que sonaba.

10 comentarios:

  1. ·.
    Conocía a la pianista pero no al autor. Me ha encantado lo visto y oído.
    Sobre la negrura... hay más dela necesaria. Es más fácil ir a lo prosaico que a lo sublime.
    Una recomendación, de otro aire. Cualquier cosa que toca es siempre sin partitura.
    Un ejemplo.
    https://www.youtube.com/watch?v=EFeouD2IWSA

    un beso.

    · LMA · & · CR ·

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ñoco.
      Espero que haya sido un buen descubrimiento para ti, como para mi lo ha sido descubrir a Hiromi Uehora (gracias).
      Su descaro y desparpajo no pasan desapercibidos con esta actuación, he buscado otros vídeos y veo que forma parte de su sello personal.
      Son estilos muy diferentes, yo me quedo con Yuja wang pero sin embargo admito y opino que ambas son buenísimas tocando el piano, ya lo creo!!!
      No es fácil tocar sin partituras, eso no hace más que sumarles mérito.

      Gracias por tu comentario.
      Un beso.

      Eliminar
  2. Me has tenido que decir lo del vestido para darme cuenta, claro que tiene su justificación, había una temperatura muy alta en la sala y para estar algo más fresquita...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jubi.
      Entonces no hay negrura en tu mirada, me alegro mucho!
      Se puede opinar del vestido, no digo que no, para gustos colores. En cambio si entrara en juego ese tema yo opinaría algo bien distinto, que si es capaz de tocar así en público y con ese vestido "incómodo" (porque muy cómodo yo no lo veo) qué no hará en casa tocando con una camiseta y unos leggins!!!!! y para sí misma.
      Espectacular.

      Gracias por tu comentario.
      Un beso.

      Eliminar
  3. Desde luego no se pisa la falda, pero eso no viene al caso; que genial y que dominio de las manos y tiempos. A mi también me gusta oír la buena música con los ojos cerrados y a ser posible en penumbra, que nada te distraiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marcos.
      ¿verdad que sí? Es admirable, te invito a que mires algún vídeo más en youtube, que tiene muchos, y todos son espectaculares!!

      https://www.youtube.com/watch?v=wSbCmSOGLaQ

      Me encanta. Tiene una complicidad enorme con el piano, y al menos así lo veo yo, el piano le devuelve la misma complicidad. Me hipnotiza la cantidad de cosas que me transmite oírla y verla interpretar cualquier pieza.

      Gracias por tu comentario.
      Un beso.

      Eliminar
  4. Me gusta más cómo toca ella que la obra en sí, ya que yo necesito más cambios de ritmo. En cuanto a las críticas, vivimos en un mundo en el que todos dan su opinión, por lo general demasiado extrema. Cuando no te están crucificando unos es porque otros te están lapidando.

    A mí, que me gustan los vestidos cortos, me parece que en esta ocasión la chica habría quedado más elegante con otro modelito, pero allá ella con sus gustos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La música es muy versátil y los gustos que nos definen hacen que nos decantemos por una pieza u otra.
      Hay otros compositores que a mi también me gustan más pero es solo cuestión de gustos...
      Y coincido contigo, Tawaki, en este mundo todos opinan y si no están lapidando, están crucificando.
      O lo que es igual, cuánta negrura en esas miradas!!!!

      Ciertamente el modelito podía haber sido más elegante, puestos a opinar yo también lo veo así, pero por encima de eso está lo buena pianista que es y la gran actuación que hizo. Eso para mi, eclipsó todo lo demás.
      Gracias por tu comentario.
      Un beso.

      Eliminar
  5. Gracias por compartir! Me ha gustado mucho. Respecto de los comentarios negativos, qué decir... Habemus de todus en el reinus del señor e hipocratus también :)
    Besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, tocaya.
      Me alegra que te haya gustado tanto. Te animo a que veas más interpretaciones suyas en youtube, te gustará.
      Son todus muy variatus y aunque hipocratus solo vea vestitus poco recatatus toca como un angelus. jaja.
      Una gran pianista, sí señor.
      Gracias por tu simpático comentario.
      Besote.

      Eliminar

Momentos

https://youtu.be/-7eg8WLMjAo?t=209 Con el programa "El Paisano" he descubierto muchos pueblos de toda España, que no cono...