domingo, 23 de octubre de 2016

Ahora es el mejor momento.


No te rindas, aún estás a tiempo
de alcanzar y comenzar de nuevo,
aceptar tus sombras, enterrar tus miedos,
liberar el lastre, retomar el vuelo.

No te rindas que la vida es eso,
continuar el viaje,
perseguir tus sueños,
destrabar el tiempo,
correr los escombros y destapar el cielo.

No te rindas, por favor no cedas, 
aunque el frío queme,
aunque el miedo muerda,
aunque el sol se esconda y se calle el viento,
aun hay fuego en tu alma,
aun hay vida en tus sueños,
porque la vida es tuya y tuyo también el deseo,
porque lo has querido y porque te quiero.

Porque existe el vino y el amor, es cierto,
porque no hay heridas que no cure el tiempo,
abrir las puertas quitar los cerrojos,
abandonar las murallas que te protegieron.

Vivir la vida y aceptar el reto,
recuperar la risa, ensayar el canto,
bajar la guardia y extender las manos,
desplegar las alas e intentar de nuevo,
celebrar la vida y retomar los cielos,

No te rindas por favor no cedas,
aunque el frío queme,
aunque el miedo muerda,
aunque el sol se ponga y se calle el viento,
aún hay fuego en tu alma,
aún hay vida en tus sueños,
porque cada día es un comienzo,
porque esta es la hora y el mejor momento,
porque no estás sola,
porque yo te quiero.

(Mario Benedetti)

miércoles, 19 de octubre de 2016

Cita que incita.

Las grandes obras las sueñan los genios locos, las
ejecutan los luchadores natos, las disfrutan los
felices cuerdos y las critican los inútiles crónicos.
(Ramón y Cajal)

Quien dice grandes obras dice cualquier tipo de sueño, hasta los pequeños, que uno tenga.
La locura en su justa medida adereza nuestros días y nos impulsa a darle alas a esos sueños.
A luchadora me gusta competir y que pocos me ganen. Es una rivalidad sana, y fundamental para ejecutar los sueños sobre todo cuando no se palpan aún.
La cordura y cierta dosis de inconsciencia relaja la tensión de la tiranía, dejando salir hacia fuera lo genuino que eres tú y tus sueños.
El sentido de la felicidad se amplía a medida que avanzas en el camino que trazas con ese sueño elegido, mientras dejas atrás las críticas que por inútiles y crónicas, nada aportan. 

(Foto propia. Y pulsera propia, hecha por mi.)

viernes, 7 de octubre de 2016

D.M.S.


La foto más bonita para celebrar el Día Mundial de la Sonrisa. 
 "New shoes" de Gerald Waller. Austria, 1946.

Gente linda.


Mira que hay gente linda en este mundo.
Sí, son una excepción, pero haberlas haylas.
Gente capaz de hacerte sentir especialmente bien a su lado y con quien conectas desde el minuto uno.
Que poco a poco y con total naturalidad vas descubriendo su vida, su familia, sus hijos, sus caminos y piedras, sus inquietudes, sus problemas, sus aficiones, sus alegrías, sus metas, sus anécdotas, su manera de pensar, de ser, y todo mientras resuena de fondo siempre el eco de sus risas y ocurrencias. Y viceversa.
Gente que no hace falta verla con frecuencia para saber que no la olvidas y sentir que ya tendrá para siempre un huequecito en tu corazón.

Hoy ha sonado mi móvil, justo hace un año tuve la suerte de que la vida pusiera en mi camino a una de esas personas lindas. He abierto el Whatssapp y se me ha activado la sonrisa en modo permanente mientras leía:
"amigaaaa, feliz conoce aniversario".

(Y a modo de guiño, la foto que acompaño es la que ella tiene ahora en su perfil del móvil.)

jueves, 6 de octubre de 2016

Sometimes.


Sigue costándonos decir que no.
A veces lo decimos pero es un "no" a medias tintas, que en el fondo implica casi la mitad de un "si".
El de arriba exige, estira la cuerda, y casi siempre el de abajo termina cediendo y callando.
No va en nuestra naturaleza, hay que admitirlo. En algunas menos que en otras.

Lo cortés no quita lo valiente, y lo que nunca se debe permitir es que al tratarnos, nadie pierda las maneras y formas.
Aún hay gente que solo se siente realizada cuando va de altanera y prepotente. Creen que ser conscientes de ello les da cierto poder frente al subordinado.
Juegan con el tiempo de los demás porque lo consideran menos importante que el suyo propio y recurren continuamente al "donde digo digo, digo Diego".
En el fondo creo que ese tipo de gente ignora muchas de las cosas que exigen. Simplemente desconocen, no tienen ni idea...... ni interés en conocer.

Yo defiendo que en cualquier momento, tiempo y espacio, no hay jerarquías humanas sino funcionales: autorizaciones temporales para ejercer un rol.
En ese juego de roles, la única valoración humana que me interesa es aquella que por su calidad no hace daño al otro, y que -entre otras cosas- no trata a los demás de manera impropia, poco respetuosa o maleducada.

Como alternativa a ese "no" que sigue costando, podríamos cambiar de estrategia y empezar a poner todos los puntos sobre las "ies", sin dejar ninguna al azar. Se me antoja un ejercicio más liberador, inteligente, sutil e igual de efectivo.
Ese elegante acto gramatical pone a cada uno en su lugar, y equilibra la cuerda del que estira y encoge, obligándole a observar allá donde llevaba tiempo sin mirar.

sábado, 1 de octubre de 2016

Que suene.

"Tómate tiempo para reír,
la risa es la música del alma".
(Antigua oración inglesa)
(Foto propia: mar de nubes en el Roque de Los Muchachos)

Abrigo de Luz.

"Que la luz alumbre tu camino.  Que las estrellas guíen tu búsqueda. Que la dulce lluvia acaricie tu corazón.  Que la suave...