viernes, 8 de julio de 2016

De parecer, a ser.

Muchos de nuestros sueños parecen al principio imposibles,
luego pueden parecer improbables,
y luego cuando nos comprometemos firmemente se vuelven inevitables. 

4 comentarios:

  1. Creo que el dibujo es tuyo, aunque parece un drawing sacado de algún remoto libro árabe.
    De ahí los tres adjetivos.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Emilio.
      El dibujo es una mandala (del libro "El océano perdido"), yo tan solo la he coloreado.
      Los adjetivos no son por eso. Aunque es cierto que ante una mandala en blanco y negro al principio parece imposible hacer algo así, a medida que avanzas te va pareciendo más posible pero improbable, hasta que terminas y sabes que es inevitable tener ese resultado (si de algo me he dado cuenta es que no hay dos mandalas con igual resultado, cada persona tiene un marcado estilo a la hora de colorearlas).
      Pero realmente no tiene que ver la frase con la imagen, al menos como yo la veo. Me gustó como pensamiento pues me pareció interesante. Incluso como un mantra que haga de palanca de cambio y despegue para muchos de nuestros propósitos.

      Muchas gracias por venir.
      Un beso.

      Eliminar
  2. Para ello ¨sólo¨ hay que tener el valor de querer cumplirlos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como tan "solo" colorear una mandala dándole vida.
      Valor, qué gran virtud para quien la posea.
      Y un poquito de suerte también, ¿no crees? Siempre hay una parte que no podemos controlar, pero de la otra parte coincido contigo en que debemos encargarnos a conciencia, para que lo imposible pase por improbable y termine en inevitable.
      Querer hacerlo...¡¡y valor!!
      Un beso, gracias por venir.

      Eliminar

Talhr

Cuando el alma habla y silencia al mundo entero. Cuando una mirada llega hasta el infinito. Cuando una sonrisa evidencia el sentimiento. ...