sábado, 31 de octubre de 2015

Siempre

"Apunta a la luna, y si fallas, 
al menos estarás entre las estrellas"
(Cecilia Ahern)

Pues sí, Cecilia, eso siempre. 
Apuntar alto y amar cada día lo que tenemos y lo que hemos conseguido.
Esta frase me va como anillo al dedo y de inmediato pensé en la gente que está cerca de mi y me quiere. La actitud, siempre la actitud. Ganas, fuerzas y siempre para adelante.
Gracias.
(Fotografía de José María Romero Ventura.)

miércoles, 28 de octubre de 2015

sábado, 24 de octubre de 2015

Burbuja

A veces somos el caos que nos rodea. Nos mimetizamos en el día a día, y no brillamos como seres independientes, sino al son de la vela que lleva las pautas. 
Nos amoldamos a los acontecimientos, a los imprevistos.
Cedemos, dejamos cosas en el camino.
Lo políticamente correcto frente a lo incorrecto.
Lo que se espera de ti frente a lo conseguido.
Convivencia, roces, familia, actividades, sociedad, obligaciones, hobbys.
Todos opinan aunque no vaya con ellos. Tú también.
No somos capaces de aislar lo que a otros afecta y eso nos condiciona a nosotros también.
El humor, las ganas, las fuerzas, todo.
Fluctuaciones.
...
...
Aunque también a veces la  única luz que brilla es la nuestra. 
Somos capaces de abstraernos, durante un rato, de todo y de todos. 
Y nos escuchamos en silencio.
Localizamos lo que de verdad nos hace feliz, lo que nos da fuerza, energía.
La ilusión, las ganas, el deseo, los sueños.
Es la burbuja donde encontrarse. Sin agentes externos que la contaminen. 
El rincón dentro del rincón.
El lugar donde cierras los ojos y te ves por dentro.
Sensaciones. Esencia. Espontaneidad, autenticidad.
No hay barrotes y nadie puede levantar muros.
 

  



jueves, 22 de octubre de 2015

Pintada en la cara

Hace hoy diecinueve años nació una sonrisa. Era blanca, pura, sincera, franca y abierta. Vio la luz por primera vez una noche cuando unos amigos festejaban una celebración familiar.
Su infancia transcurrió entre juegos y diversión, corría despreocupada apurando los minutos para compartir regalos y sorpresas.
Y en su pubertad comenzó a mezclarse con las confidencias, los primeros secretos, con las apuradas sonrisas, nerviosas e ilusionadas. Saltaba de cara en cara. Atesoraba lo vivido, deseando vivir más.
Una tarde se mezcló entre los susurros y miradas de una pareja que unían sus vidas en el altar. 
Y luego en la celebración, embriagada de tantas risas, tomó la decisión de acompañar a la pareja en su luna de miel.
El primer día contrataron una excursión a los parques de Moremi y Chobe, en Botswana. 
Vieron miles de elefantes.......Y en cada foto, la mejor de las sonrisas de cada uno. 
Al llegar la noche, ya muy cansados, se fueron todos a dormir. Todos menos la sonrisa que se dirigió hasta el poblado más cercano.
La tenue luz de una hoguera llamó su atención. Una mujer de piel negra estaba sentada junto al fuego mientras un niño pequeño lloraba, intentando comer algo de los secos y vacíos pechos de su madre. 
El estómago del niño estaba muy hinchado con un gran número de moscas a su alrededor. La madre lloraba en silencio buscando los grandes ojos de su hijo que miraban sin entender, sin conocer, sin encontrar explicación. 
La sonrisa quiso llegar hasta ellos pero la realidad se lo impidió y sintió cómo se iba debilitando. La comisura de sus labios se cerró y absorta miraba la escena. 
Fue entonces cuando la sonrisa murió, en el mismo instante que el niño dejó de llorar.

domingo, 18 de octubre de 2015

La imperfecta costumbre de liar.

(Algo que leí en la red, y me gustó. Es aleccionador y da que pensar....)
"Mi hija se acercó a mí y me planteó una pregunta interesante:
- Papá, ¿Cómo es que las cosas se lían con tanta facilidad?
- ¿Qué quieres decir con eso de "liar", cariño?
- Ya sabes, papá, cuando las cosas no son perfectas. Mira cómo está mi mesa ahora, llena de cosas. Está desordenada. Y sin embargo, anoche, trabajé duro para que estuviera perfecta. Pero las cosas no permanecen así por mucho tiempo. ¡Se lían con tanta facilidad!
- Muéstrame cómo son las cosas perfectas- le pedí a mi hija.
Ella respondió moviendo todo lo que había sobre su estantería, colocándolo en posiciones individualmente asignadas. Una vez que hubo terminado, dijo:
- Ahí lo tienes, papá; ahora está todo perfecto. Pero no permanecerá de ese modo.
- ¿Y si muevo quince centímetros tu caja de pinturas hacia este lado? - le pregunté- ¿qué sucede en este caso?
- No papá, ahora ya está liado- contestó ella. De todos modos, la caja tendría que estar recta, y no inclinada como tú la has puesto.
- ¿Y si muevo el lápiz desde ele lugar donde lo has dejado hasta el siguiente?
- Ahora vuelve a estar desordenado- dijo ella.
- ¿Y si el libro estuviera parcialmente abierto? Seguí preguntando.
- ¡Eso también estaría desordenado!
- Cariño- dije regresando junto a mi hija-, no es que las cosas se desordenan con facilidad. Lo que sucede es que tú tienes muchas formas de que las cosas se líen, y solamente una para que sean perfectas"
(Gregory Bateson)

lunes, 12 de octubre de 2015

Dar

"Cuando dais vuestros bienes dais muy poco.
Cuando os dais vosotros mismos es cuando dais realmente."
(Khalil Gibran)

viernes, 2 de octubre de 2015

Abrigo de Luz.

"Que la luz alumbre tu camino.  Que las estrellas guíen tu búsqueda. Que la dulce lluvia acaricie tu corazón.  Que la suave...