lunes, 14 de julio de 2014

Ahí.

"En el rocío de las pequeñas cosas,
 el corazón encuentra su mañana y toma su frescura".
(Khalil Gibran)

miércoles, 9 de julio de 2014

Habitación 712

En Barcelona hay un Castillo milenario( el inicio de su construcción data del año 886), convertido hoy en día en el Parador de Cardona.
Hace casi 600 años, el Castillo fue habitado por una de las dinastías más importantes de Cataluña, los Conde-Duques de Cardona, y la leyenda nos viene a contar que de alguna manera un miembro de ese linaje aún está presente en este lugar........Y es que dicen que el Parador está encantado, pues un fantasma ronda sus muros.

La leyenda nos lleva al día en que unos conocidos jugadores de baloncesto se hospedaran allí durante varias noches, una de las señoras de la limpieza fue a la habitación 712 para realizar sus tareas. Llamó a la puertas antes de entrar, aún sabiendo que no había nadie.
Y para su sorpresa, una extraña voz respondió: "Espere".
La empleada, confundida, ya que en su listado aparecía como libre, llamó a recepción para que se lo confirmaran, mientras le comentaba lo sucedido a otra compañera que pasaba por allí.

Recepción confirmó que estaba vacía, por lo que las empleadas de planta introdujeron la llave en la cerradura. Pero.....la puerta no se abría.
Casualmente en ese momento apareció el director del parador y las empleadas le explicaron lo sucedido.
Entonces fue el propio director quien llamó a la puerta golpeándola con un toque suave, y nuevamente una voz  tosca y grave dijo desde el interior " Espere".
Pasados unos minutos consiguieron abrir la puerta. Cuando entraron al baño estaba lleno de vaho, el espejo empañado, había una toalla húmeda, una huella en el suelo, el grifo abierto.......pero..........allí no había nadie.
Era imposible que fuese una broma pesada porque la ventana de la habitación y el cuarto de baño eran demasiado altos como para saltar al exterior.

Parece ser que la lista de historias que allí se suceden es muy larga y están relatados por huéspedes de toda índole.
También por las empleadas de esa misma planta, quienes han bautizado al fantasma como Celedonio.  Y los sucesos que relatan son tan variados como extraños y escalofriantes.

Como estas emociones son demasiado fuertes para mí, cedo el lugar a gente más ávida de ellas. Así que por si alguien se anima.......me han dicho que la habitación 712 sigue vacía.......

miércoles, 2 de julio de 2014

Momentos

Famosa y conocida fotografía ¿verdad?
Yo la tengo en la retina desde hace muchos años, desde esa primera vez que la vi y me encantó. Maravilloso el momento captado, toda la alegría y sensaciones que transmite.

La niña- se llama Marcelle- tenía 6 años cuando su padre, el fotógrafo Wilfred Van Zyl le tomó esta foto.
Se colocó en el pecho la cámara y utilizó un disparador automático para captar la feliz sonrisa de su hija mientras la hace girar en el aire.
En los ojos de la pequeña puede verse el reflejo del padre.


"Recuerda lo poderosa que puede ser una fotografía. 
Más poderosa que ninguna bomba. Tan poderosa como el amor.
(kim Phuc)

Punto y seguido.

Si quisiera enumerar las cosas que me aporta sumergirme en la lectura de un buen libro, creo que siempre tendría un punto y seguido; d...