domingo, 29 de junio de 2014

Presente

Era la primera vez que en el fondo veía unos ojos vacíos, y sentí escalofríos.
Intentaba mirarla sin que nada delatara lo que estaba sintiendo.
No directamente sino con suavidad, de puntillas, sin molestar, sin tener la sensación de entrar en la privacidad de alguien que no te ha invitado a pasar.

Su voz es muy dulce y lozana, si la escuchas con los ojos cerrados nunca dirías que tiene ochenta y tres años, a lo sumo cuarenta y siete.
Hoy apareció con un paquete de pequeñas dimensiones, envuelto en papel de regalo.
Es para ti- me dijo-
Y tuve que dar la vuelta para alcanzarla y llegar a ella. El tiempo justo para darme cuenta, de inmediato, que no podía aceptar ese presente. Los recursos económicos de esta señora eran tan ajustados que muchas veces, me preguntaba a mi misma cómo haría para salir adelante mes a mes.

Por favor- le respondí- se lo agradezco muchísimo pero no tiene que regalarme nada. Me siento feliz por el detalle y porque me valore usted y me tenga en estima y con tanto cariño.
Pero por qué- preguntaba ella una y otra vez-. Yo quiero regalárselo.

En ese momento que dije que igual al día siguiente, o la próxima vez que nos viéramos no recordaría que me obsequió con un detalle que yo valoraré toda mi vida, ni que me lo había dado, o que yo insistí en no aceptarlo pero que su insistencia fue mayor aún.
Y al mismo tiempo entendí que el presente es lo mejor que esa señora tiene. Es lo único que puede controlar. El presente de ser feliz regalando a una persona que aprecia aunque no le una ningún vínculo con ella, el presente de ver su cara de felicidad mezclada con sorpresa y agradecimiento sincero. El presente de escuchar cuán bonito era el regalo y de vérmelo puesto. El mirarle a los ojos y por un breve instante llamado "presente", no encontrarlos vacíos.

jueves, 26 de junio de 2014

viernes, 20 de junio de 2014

viernes, 13 de junio de 2014

La edad de la ilusión

- ¿Qué edad crees que tengo?

Sonreí pensando en la eterna coquetería femenina. No tardé en responder.

- Pienso que tienes la edad de la ilusión, la misma que late en mi interior pues sólo te conozco desde mi nacimiento y no te concibo anterior a ello.

Sentí cómo ella iba sumando emociones. Y me dejé llevar por el vaivén del agua que multiplicaba su reflejo.

Hice de pescador y tensé los hilos de los pensamientos, lidiando con ellos como aquel viejo de Hemingway.
Y así me encontró el amanecer, cuando me despedí de ella hasta la noche siguiente.

miércoles, 11 de junio de 2014

Descifrar


"En la amistad, todos los pensamientos, todos los deseos, 
todas las expectativas nacen sin palabras 
y se comparten con una alegría muda."
(Khalil Gibran)

lunes, 2 de junio de 2014

Al amanecer.

"Tu corazón debe cantar como un pájaro al amanecer.
Sin alegría interior las sombras te comerán por dentro."
(Jorge Angel Livraga)

Punto y seguido.

Si quisiera enumerar las cosas que me aporta sumergirme en la lectura de un buen libro, creo que siempre tendría un punto y seguido; d...