miércoles, 11 de septiembre de 2013

Allí empezaron...

"Anoche soñé que volvía a Manderley, me encontraba ante la verja pero no podía entrar porque el camino estaba cerrado. Entonces, como todos los que sueñan me sentí poseída de un poder sobrenatural y atravesé como un espíritu la barrera que se alzaba ante mi.

El camino iba serpenteando retorcido y tortuoso, como siempre, pero a medida que avanzaba me di cuenta del cambio que se había operado. La naturaleza había vuelto a lo que fue suyo y poco a poco se había posicionado del camino con sus tenaces dedos. El pobre hilillo que había sido nuestro camino avanzaba y finalmente allí estaba Manderley.
Manderley reservado y silencioso.
El tiempo no había podido desfigurar la perfecta simetría de sus muros.

La luz de la luna puede jugar con la imaginación. De pronto me pareció ver luz en las ventanas y una nube cubrió de repente la luna y se detuvo un instante como una mano sombría cubriendo un rostro.
La ilusión se fue con ella y las luces de las ventanas se extinguieron.

Veía un caserón desolado sin que el menor murmullo del pasado rozara sus imponentes muros.
Nunca podremos volver a Manderley, esto es seguro. Pero algunas veces en mis sueños vuelvo allí a los extraños días de mi vida que para mi empezaron en el Sur de Francia...."


Como los buenos libros que te atrapan con tan solo unas primeras líneas.
Como las buenas personas que llenan de luz cualquier estancia.
Como los buenos recuerdos que siempre quedan anclados en la memoria.
Como los buenos sabores que deleitan el paladar.
Esta película tienen un poco de cada una de esas cosas, tiene un sabor añejo y encantador que me atrapó y para sorpresa mía después de...........¿23 años de haberla visto? (si, más o menos) volví a hacerlo y recordaba segundos antes de que sucedieran; los diálogos, miradas y gestos.
Una gozada.

11 comentarios:

  1. hay escenas que se quedan grabadas en el alma, verdad? por muchos años que pasen, las tenemos, de alguna manera, muy presentes. hitchcock, con sus películas, garantiza todo un carrusel de secuencias inolvidables.

    ResponderEliminar
  2. Tienes razón, Raúl.
    Tienen ese lugar privilegiado por muy diversos motivos.

    Precisamente por esta película fue como surgió mi interés por Hitchcock (y no la inversa....)

    Un beso grande, amigo.
    Neli.

    ResponderEliminar
  3. La he visto un buen montón de veces, y nunca decepciona por mucho que sepas lo que va a pasar. Me he traído el libro y espero leerlo pronto. Tiene algo especial.

    ResponderEliminar
  4. Exacto, Tawaki.
    Sabía que lo sucedería en la siguiente escena, las miradas y gestos, tal y como digo. Pero no decepciona, no cansa, no aburre.

    Sin duda tiene algo especial, yo también opino igual.

    El libro no me lo he leído.

    Un abrazo grande.
    Neli.

    ResponderEliminar
  5. No conocía el libro ni la película...
    - Jubi, eres un inculto.
    Ya lo se, pero tengo mucha imaginación, tanto es así que he recreado esta escena en mi subconsciente y me he imaginado esta secuencia de imágenes...
    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Una gozada de pélicula y de libro...Tampoco recuerdo el tiempo que hace que la ví, seguro que muchos años, si recuerdo cuando leí el libro y fué de adolescente.

    Me gusta volver a estos lugares tuyos, mi dulce amiga,que he echado de menos este verano. Esa ha sido mi ausencia,las vacaciones:-)

    Besos enormess y sin distancias.

    ResponderEliminar
  7. Hola "un jubilado".
    Pues te la recomiendo, verla por primera vez (sin contaminaciones de comentarios) no tiene precio.
    Además....después de haber visto esa secuencia de imágenes......¿no te apetece verla ya?

    Un saluydo y gracias por venir.
    Neli.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En un rinconcito en la red, he encontrado la película completa, así que esta noche igual duermo un par de horas menos ya que la película dura más de dos horas.
      Aunque la calidad no es buena, está en cristiano... perdón en español y por si la quieres volver a ver este es el enlace.

      Eliminar
    2. ¡Qué bien, Jubilado!
      Me alegra que la hayas encontrado y que tengas ganas de verla.
      Verás que merece la pena restar esas horas al sueño, al menos eso opino yo

      Ya me contarás si finalmente consigues verla y si te gustó, o no.
      Para gustos colores y en cuanto al cine se refiere, lo que a uno le puede parecer una joyita para otros puede ser algo insufrible.

      Un abrazo.
      Neli.

      Eliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  9. Hola Lucía.
    Yo también era jovencita cuando vi por primera vez la película, y sin embargo volví a verla el otro día y parecía que no hubiera pasado el tiempo.

    Una peli totalmente atemporal, cómo me gusta, de mis favoritas.....

    Amigaaaaa encantada de verte por aquí, también se te echaba de menos.

    Un beso grande, de esos que no conocen distancias.
    Neli.

    ResponderEliminar

Talhr

Cuando el alma habla y silencia al mundo entero. Cuando una mirada llega hasta el infinito. Cuando una sonrisa evidencia el sentimiento. ...