lunes, 24 de junio de 2013

Sueños Sanjuaneros.

Desde esta hoguera en la que me encuentro puedo observar los distintos conjuros que la gente prepara.
Caminos serpenteantes se abren en mi mente y sólo el chasquido de la leña al quemarse desvía mi atención.

Entonces es cuando los veo, espíritus duendiles que salen en esta noche mágica donde el fuego y el agua se unen. Dispuestos a meterse en cada conjuro, en cada petición, en cada juego de forma simbólica y derramar su magia sobre ellos.

Nos susurran al oído que el solsticio de verano llegó y nos recuerdan que esta noche está para vivirla y sobre todo para soñarla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Luz silenciosa.

Tiene las tardes de Otoño, una luz especial.  Serena, calmada, llena de paz. Una luz que calienta mis pestañas  y cobija mis pa...