jueves, 30 de agosto de 2012

Glendalough

Glendalough, significa "Valle de los dos lagos"
Uno de los parajes más hermosos de Irlanda. 
Este lugar tiene una magia especial.
Mi mente se interesó por su historia pero captó con más atención sus leyendas.
Una de las leyendas de este valle, cuenta que en él habitan las hadas.
Con el solsticio de verano es tradición que los vecinos del valle salgan de sus casas a pasar el día todos juntos, hacen una gran comida y festejan la llegada del verano.
Dice la leyenda que es esa noche cuando las hadas salen de debajo de la tierra y cantan canciones alegres.
Lo mismo sucede en el solsticio de invierno, la misma fiesta y la misma historia, solo que en esta ocasión cuentan que las melodías de las hadas son algo más melancólicas.
Cuando tomé estas fotos, seguro que habrían algunas por allí, jugando al despiste. 
¡Lástima que puedan hacerse invisibles ante el objetivo de una cámara! :-)
Recorrí el valle a pie, alrededor de dos kilómetros.
Sin prisas, con calma.
Es un lugar que transmite paz y serenidad.
Tienes la sensación de estar dentro de una película, de vivir otra vida en un escenario irreal.
Tal vez porque recuerdas la peli "Braveheart" (que se rodó allí) y cada rincón se te hace algo más familiar.
Reconoces las bondades y posibilidades del lugar, pero lo mejor es imaginar las otras muchas que tu cabeza comienza a idear.

lunes, 27 de agosto de 2012

Atesorando

Pequeñas.....grandes.......medianas......
Redondas......cuadradas........rectangulares......
Lisas..........de listas...........de colores............con dibujos........

Todas las cajas y sus variantes (cajitas, arcones, baúles....) me encantan, de siempre.
Cuando me detengo a mirar una nueva, quienes me conocen bien, se adelantan a decirme: "no la mires, no puedes comprarla, no te cabe una más en la casa, dónde la vas a poner". Como este cofre de la foto, mi última adquisición, que por cierto ya tiene su lugar en la casa.

Dentro de ellos, atesoro cosas personales cuyo valor no cotiza en dinero ni ningún medio de pago.
Es que como si sintiera la necesidad de encofrar cada buen recuerdo y de vez en cuando, destaparlo a mi antojo, reviviendo el momento que les asocio.

sábado, 25 de agosto de 2012

Helen keller

"La felicidad no puede venir de fuera, debe venir de dentro. Es lo que pensamos, sentimos y hacemos, primero para los demás y luego para nosotros".
(Helen Keller-escritora-)

Helen se quedó ciega y sorda cuando tenía 19 meses. Durante cinco años creció, como lo describiría ella más tarde, salvaje y desbocada expresándose con sofocados chillidos de sordomuda.
Hasta que llegó a su vida la institutriz Anne Sullivan, quien le enseñó con experiencia dedicación y amor, a través del sentido del tacto.
Logró establecer contactos con la mente de la niña y al cabo de unos años le había enseñado a leer y escribir, primero en un alfabeto manual táctil y luego con el sistema Braillle.
Fue a la escuela y más tarde a la Universidad, graduándose con honores y siendo la primera persona sordociega en obtener un título universitario.

La descubrí el otro día, por casualidad, con la frase con que inicio este post.
Pero nos ha regalado muchas más frases-pensamientos:

"No soy la única, pero aún así soy alguien. No puedo hacer todo, pero aún así puedo hacer algo; y, justo porque no lo puedo hacer todo no renunciaré a hacer lo que si puedo".

"Una vida feliz no consiste en la ausencia, sino en el dominio de las dificultades".

"Las mejores y más bellas cosas en el mundo no pueden verse, ni siquiera tocarse. Ellas deben sentirse con el corazón".

miércoles, 22 de agosto de 2012

Instantes retratados.

Siempre agradecía escuchar aquella canción tan atemporal para ella.
Sobre todo porque no era habitual que sonara, algo así como disfrutarla más para entonces.

Tuviera el ánimo que tuviera, siempre la tarareaba y sentía que los sentimientos iban paralelos a ella.
 El ritmo y la letra, no sabían de tiempos ni espacios, ni de recuerdos y similitudes.
Aquella tarde, sentada en el banco del parque, la volvió a escuchar.....tan lejos pero tan cerca....

Sintió que la alegría se vestía de ella, mientras olvidaba que días antes había perdido la esperanza.
¡Perder lo último que todo el mundo conserva!

Se abrochó el abrigo y se atusó la bufanda, caía la noche y delante de aquella casa con grandes ventanales blancos, la encontró la risa, los buenos recuerdos, las ganas de apretar con fuerzas lo que sí poseía y continuar el viaje con la más grande de sus sonrisas.

Justo en ese instante le tomaron una foto y se la imprimieron y enmarcaron.
Una receta "anti-negatividad"- le dijeron-. Solo tienes que mirarla y entender el por qué.

martes, 21 de agosto de 2012

PENSAR


A veces no estamos todo lo bien que pudiéramos estar, porque le damos una importancia exagerada a lo que nos afecta el entorno.
Claro que afecta, pero no debemos olvidar que ante eso, la fuerza mayor la tenemos nosotros.
La causa-efecto, no varía. Estamos en una posición de la vida donde poca variación experimentará nuestra forma de ser, actuar y pensar.
Y es en este último verbo, donde radica algo realmente importante, que depende de nosotros la relatividad que cada cosa pueda poseer. Como no pensar con tanta insistencia en aquello que nos minora como personas y sí hacerlo en las otras que nos ayudan a avanzar feliz y tranquilamente.
Sin olvidar que necesitamos de los demás, pero confiando más y mejor en uno mismo.
Pensar qué me dijo, qué no me dijo, qué hizo o qué no me hizo, etc....
Nos asombraríamos de nuestra capacidad para cambiar qué elementos nos afecta y cuáles no, cuando vemos que la solución ideal y de satisfacción pasa principalmente por uno mismo.

sábado, 18 de agosto de 2012

Entusiasmo

"El secreto de la genialidad es el de conservar el espíritu del niño hasta la vejez, lo cual quiere decir nunca perder el entusiasmo".
(Aldous Huxley)

viernes, 17 de agosto de 2012

Tentación

Pocas sensaciones encuentro comparables a pasear entre los estantes de una librería o una biblioteca.
No percibir el paso del tiempo mientras ojeas un libro de aquí y otro de allá.
Perderte con lo sugerente de algunas portadas.
Pasear la yema de tus dedos por el lomo de los libros.
El silencio que reina.
Ese olor inconfundible a libro nuevo.

Ayer entré en una y compré tres libros. Si, de golpe, dos para mi y otro para regalar, así sin motivo.
Me había dicho que ni uno más, porque en las baldas de la biblioteca de casa no caben ya. Como alternativa estaba usando un libro electrónico que me regalaron, pero es que terminan saliendo mis debilidades y hay cosas con las que una no puede resistirse.....

viernes, 10 de agosto de 2012

Un último esfuerzo


Hoy se ha levantado cansada, anoche tampoco pudo dormir bien.
La tele está dando la noticia de un accidente en la preparación de unos fuegos artificiales, comunican que todos los artificieros han salido ilesos. Las heridas de Faustina no salen en la tele porque nadie las ve ni entienden su magnitud. Al menos así lo siente ella.
Está sola y muy mayor.

Su pequeña pensión apenas llega para comida y medicamentos. Y los ahorros de su vida entera los dio para rehabilitar a su hijo de ese mundo oscuro y vicioso que tanto le ha cambiado.
Ya no lo reconoce en ningún gesto ni en ninguna palabra, se ha vuelto un desconocido que grita a su madre, la maldice y amenaza continuamente.
Sus vecinos apenas hablan con Faustina porque también están amenazados, tienen miedo y miran hacia otro lado cuando la ven pasar.

Hoy, como cada tarde ha ido a la iglesia y se ha sentado en el mismo banco de siempre, deja su bolso a un lado y espera que no haya nadie cerca para hablar con su Dios, el que la escucha y alivia sus penas, al que le reza y pide en sus oraciones

La observo desde atrás desde el lado derecho de donde se encuentra y me asombra el tiempo que permanece en la misma postura mientras con sus frágiles dedos pasa los misterios del rosario, gastado por el tiempo.
He decidido despojarme del miedo y tenderle mi mano, no puedo permanecer impasible ante lo que sucede. Cuando se dispone a marchar, sus pasos tropiezan con los míos y nos paramos a charlar.  Ella me pregunta por qué tardé tanto en venir y yo intento explicarle porqué la esperé tanto tiempo.

Me recuerda esos árboles de tronco duro que el paso del tiempo ha llenado de asperezas, aparentemente frágiles y vulnerables pero con un fortaleza interior que nadie ve.
Ese árbol se mantendrá en pie, sus ramas servirán de cobijo una vez más y aunque ya no proporcione la misma sombra de antaño ni le queden ramas suficientes, sus interior seguirá siendo un lugar sereno al que recurrir y descansar. Un lugar en el que reconocerse.


(Fotografía: JoseMRV)
(No es la primera vez que al ver una foto "me inspira" escribir un cuento.)

Desvelar.

"La vida lleva un velo, incluso está oculta,
de la misma manera que lleva un velo y está oculto vuestro
yo más íntimo. Pero cuando la vida se pone a hablar,
todos los vientos se convierten en palabras,
y cuando habla más, la sonrisa de vuestros labios
y las lágrimas de vuestros ojos,
también se convierten en palabras"

(Khalil Gibran)

sábado, 4 de agosto de 2012

La morada del amor.


¿No es el corazón aquel órgano sagrado que se agita fuertemente en el pecho de querubín?
De pies a cabeza, en toda la longitud de los brazos, en este envoltorio de piel que contiene la maravillosa máquina del cuerpo, en algún lugar ha de estar la morada de los afectos.
O quizás no. Porque a veces ocurre que el amor es tan grande que se dice no cabe en la piel, en la carne, en la sangre, en los huesos, en el alma que dicen que por allí está.
Entonces descubrimos contra lo que los mitos enseñan, que somos nosotros, en cuerpo entero y con el alma que acompaña, la morada del amor.

(José Saramago).

jueves, 2 de agosto de 2012

Libertad.


Me pregunto si la libertad, por encima de todo, no será una actitud.
La libertad física la poseemos y tal vez no la valoramos justamente porque siempre la hemos tenido.
Pero la libertad espiritual, la libertad del alma, de la razón, del sentimiento........a esa libertad le hemos cortado las alas, la hemos achicado con las cosas que rehuimos o nos asustan.

Le damos tantas vueltas a las cosas que perdemos libertad.
Generamos tantas inseguridades, que nos roban la libertad.
Interpretamos la realidad y tendemos a encasillarnos, la gran mayoría de veces de forma errónea, coartando a la libertad.
Las comparaciones, las indecisiones, el querer medirlo todo por el mismo rasero, anula la libertad.
La falta de confianza en uno mismo, derrota a la libertad.

Si, hoy más que nunca, estoy segura de que la libertad por encima de todo, es una actitud personal.
La cuestión es creer en esta libertad y convencernos de que podemos obtenerla y disfrutarla por completo.
Las cosas son más sencillas de lo que tendemos a pensar y hacer.
Y la libertad es la esencia de esta sencillez.

Punto y seguido.

Si quisiera enumerar las cosas que me aporta sumergirme en la lectura de un buen libro, creo que siempre tendría un punto y seguido; d...